REFERENCIAS
01/09/2016

SIPA ayuda a GRAHAM PACKAGING a abrir un nuevo capitulo en packaging de alimentos en PET

Los envases de PET ThermaSet® del gigante converter Graham Packaging, pueden ser el próximo gran avance en envases para alimentos. Estos envases para llenado en caliente, pasteurizables y retortables de boca ancha, se presentan como una competencia seria a los frascos de vidrio y posiblemente también, a las latas metálicas. Ofrecen ventajas en materia de costo a lo largo de la cadena de producción, pueden ser sustituidos directamente en las líneas de llenado existentes, y resultan más atractivos en la estantería para los consumidores. Graham Packaging los está fabricando en los sistemas de moldeado por inyección-estirado-soplado de una etapa de SIPA.

Los nuevos frascos de PET apenas comienzan a aparecer en las estanterías de los supermercados después de haber realizado ensayos exhaustivos y pruebas de aceptación por parte del consumidor. Ellos son "el futuro del envasado de alimentos", dice Graham Packaging.
Graham está actualmente produciendo envases ThermaSet® de 16 onzas y 24 onzas "blow and trim" (soplados y recortados) en un sistema SIPA ECS FX que fue diseñado especialmente para el proceso. Este sistema tiene una productividad de hasta 11.000 unidades por hora. (Blow and trim es un proceso de fabricación de frascos de boca ancha a partir de preformas estándares, incorporando la rosca en la parte soplada del envase, y luego cortando con láser y reciclando la parte superior para lograr una superficie de sellado perfecta).

Los envases ThermaSet® tienen resultados mucho mejores que los frascos de vidrio cuando se llega a la balanza: el frasco de 24 onzas, por ejemplo (equivalente a casi 730 ml para los europeos) pesa solo 37 g, que es sólo un poco más de una décima parte del peso de un frasco de vidrio. A pesar de esto, todavía son muy robustos: son capaces de resistir temperaturas de llenado de más de 96°C (205°F), y una vez llenados y tapados pueden ser pasteurizados durante 5 a 10 minutos a más de 96°C (205°F). Los envases aceptan una variedad de tapas típicamente utilizadas en frascos de vidrio y latas metálicas. Los primeros frascos en aparecer en las estanterías del mercado, por ejemplo, tienen tapas metálicas con cierre axial "lug", que se colocan con las máquinas tapadoras normalmente utilizadas para tapar frascos de vidrio.

Graham Packaging eligió SIPA porque quería un sistema de moldeado por inyección-estirado-soplado de una etapa muy eficiente y con una elevada productividad. La ECS es capaz de producir envases con un alto rendimiento requerido por el proceso de llenado y por el resto de la cadena de suministro, a lo largo de todo el proceso hasta llegar a la cocina. La ECS es el sistema de una etapa más rápido del mundo.

Algunas otras ventajas de los frascos ThermaSet® son: los camiones pueden llevar aproximadamente 30% más unidades que en las versiones de vidrio antes de alcanzar su límite de carga; se eliminan prácticamente los problemas de roturas a lo largo de la cadena de producción y transporte, o de caída de frascos en la estantería del comercio, con importantes ahorros en tiempo de inactividad de producción y limpieza; los frascos ThermaSet® son mucho más resistentes al choque térmico causado por el enfriamiento rápido después del llenado en caliente, por lo que las líneas pueden operar más rápidamente, logrando reducir el consumo de energía; el ruido en la línea de llenado es considerablemente menor que en las líneas de llenado de frascos de vidrio; y debido al menor espesor de pared de los frascos ThermaSet®, caben más frascos en el mismo espacio de exhibición.