REFERENCIAS
01/04/2018

HOWARD PACKAGING pasa a la tecnologia ISBM para envases de lubricante

SIPA está colaborando con el conocido fabricante de envases estadounidense Howard Packaging, para cambiar de moldeado por extrusión-soplado de PVC y copoliéster, a moldeado por inyección-estirado-soplado de PET para una gama de botellas de aceite para motores. El PET es ampliamente utilizado para el envasado de aceite comestible, pero Howard Packaging es una de las primeras empresas en cambiar a PET para la producción de botellas de aceite para motores.

La empresa, con sede en Corydon, Indiana, recibió su primer sistema ECS SP 80 de una etapa hace un par de años, para la producción de botellas que varían en tamaño entre 16 y 64 oz. Con este sistema que ahora funciona a toda máquina, la compañía reflexiona sobre la introducción de botellas más pequeñas (5 onzas) y más grandes (96 onzas), y ahora está considerando la adquisición de una segunda ECS SP 80. La compañía es proveedora exclusiva de botellas de aceite para Lucas Oil, líder mundial en lubricantes de alto rendimiento, que tiene una importante planta en Corydon.

El Gerente de Compras de Howard Packaging Steve Hawkins, afirma que la compañía está muy satisfecha con el paso a las botellas de PET ISBM. Y agrega: "Nuestros clientes ven el PET como más amigable con la tierra que otros materiales alternativos, y el PET ciertamente proporciona un ambiente de trabajo más saludable para nuestros trabajadores que el PVC." "El equipo de procesamiento de PET es también más fácil de mantener debido a que el polímero es más amable con el acero. Aparte podemos operarlo con menos personas.

Además, las botellas de PET son más livianas que las versiones de PVC por lo que ahorramos en material, pero incluso lucen mucho mejor y dan resultados muy superiores en las pruebas de caída, ¡lo que es particularmente importante para las botellas de aceite!". El PET ofrece más libertad de diseño y forma que los otros materiales alternativos, y los logotipos y grabados se destacan más claramente con ISBM. Las botellas de PET también tienen un sellado excelente, debido a la mayor precisión en la formación de la rosca/cuello. Hay beneficios adicionales al cambiar de moldeado por extrusión-soplado (EBM) a ISMB, señala Hawkins.

"Ya no necesitamos más una trituradora para las tapas y colas de las botellas, por lo que es otro gasto eliminado, conjuntamente con la eliminación del polvo que este proceso provoca. El sistema SIPA tiene mayor eficiencia energética y el proceso ISBM también es muy estable." Steve también elogia a SIPA por su presencia local. Y agrega: "Hay un representante al cual siempre podemos recurrir para que sean atendidos rápidamente los asuntos importantes, y hemos tenido un buen soporte técnico para implementar un proceso óptimo para nuestras botellas". Como si esto fuera poco, el tiempo de respuesta para cualquier reparación de molde es corto, gracias a las operaciones de renovación y reparación de moldes de SIPA en los Estados Unidos. Para impulsar el mercado de las botellas de PET para aceite de motores, SIPA produjo anteriormente una gama de prototipos de diversas formas y tamaños.

"Queríamos demostrar que con PET ISBM, al igual que con EBM en otros plásticos, no hay problema en producir una botella asimétrica de forma rectangular u ovalada, con el cuello centrado o descentrado", comenta Paolo Barbaro y Giorgio Gasparini, encargados del proyecto de desarrollo de SIPA. De hecho, Howard Packaging fabrica tipos cuadrados y redondos, con cuellos centrales y desplazados. Gladson Remos Director de la cuenta de Howard dice que, Howard Packaging está satisfecho con el apoyo de SIPA. Hay buenas perspectivas de vender muchas ECS SP en un futuro muy cercano.

De capital privado, Howard Packaging fabrica y decora envases de alta calidad en varios plásticos diferentes, ofreciendo a sus clientes pertenecientes al mercado automotriz e industrial, soluciones de packaging diseñadas para satisfacer sus necesidades específicas. Su planta de fabricación de 100,000 ft2 (9.300 m2) en el sur de Indiana tiene una ubicación central y estratégica para atender a los locales y a las regiones circundantes. El propietario de la compañía, Robert Howard, ha estado en el negocio de los plásticos por casi cuarenta años. Durante sus primeros años en la industria química, estableció numerosas relaciones no sólo con clientes, sino también con proveedores y competidores. Él quiso utilizar esas relaciones, y después de madurar experiencias, adquirir conocimientos y tomar en consideración el asesoramiento externo, finalmente decidió fabricar los diversos tipos de envases que usualmente compraba.