News

02/03/2022

A los clientes le gusta la adaptabilidad de la SFL XL

SIPA ha acudido en ayuda de una empresa embotelladora de agua que buscaba un sistema único para fabricar botellas grandes de diferentes tamaños.


El cliente forma parte de un creciente número de empresas que se están volcando al sistema lineal de dos cavidades SFL 2/2 de SIPA. Esto se debe a que no solo es muy buena para estirar y soplar botellas de PET grandes, sino también porque se puede cambiar rápida y fácilmente de un tamaño a otro, minimizando el valioso tiempo de parada. Esta tendencia es particularmente marcada en América del Sur, donde las botellas de PET grandes son particularmente populares para beber agua potable.


En este caso, la empresa embotelladora, ubicada en Chile, quería fabricar botellas de PET de 6,5 litros y 5 galones (casi 19 litros). Las botellas de 6,5 L son de un solo uso, mientras que las botellas de 5 gal son retornables. Habían estado usando botellas de policarbonato en estos tamaños - comprando las más grandes y soplando internamente las más pequeñas en una vieja máquina, pero decidieron cambiar a PET, y fabricarlas todas en su planta.


La nueva configuración permite a la empresa utilizar la SFL 2/2 en línea y fuera de línea, de modo que pueda igualar la velocidad de su línea de llenado con la velocidad de entrada de las botellas. Las botellas de 5 galones se fabrican fuera de línea, permitiendo a la compañía acumular un stock, integrando botellas sopladas internamente con otras que regresan del mercado después de ser usadas, antes de comenzar a llenarlas en la línea de llenado. Luego, cuando quieren producir y llenar botellas de 6,5 L, cambian a soplado y llenado en línea.


El sistema SIPA ahora produce hasta 500 botellas de 5 gal por hora, cada una con un peso de 680 g y con un cuello de 55 mm. Cuando fabrican botellas de 6,5 L con un peso de 85 g y con cuellos de 48 mm, la producción se aproxima a las 1.500 botellas por hora.


Los cambios de formato son rápidos en la SFL 2/2, en parte porque la unidad cuenta con un sistema doble para posicionar y cargar preformas según su tamaño: uno que orienta las preformas mediante un rodillo (para preformas estándar) y el otro que utiliza un robot manipulador (para preformas especiales con diámetros de cuerpo mayores que el diámetro del anillo de soporte). En realidad, solo es necesario cambiar algunos componentes: rueda estrella, placas, guías de preforma, y eso es todo. Dos operadores que trabajen juntos pueden hacer que el sistema vuelva a funcionar en 50 minutos.


Para los clientes que desean soplar botellas de PET aún más grandes, SIPA también ofrece la SFL 1 XL. Esta máquina puede producir en cualquier parte envases de tamaños entre 15 y 30 litros, y satisface las demandas del mercado de bajos costos unitarios. La SFL 1 XL es ideal para la fabricación de envases retornables a una velocidad de alrededor de 250-300 unidades por hora, o hasta 700 envases apilables/no retornables en el mismo tiempo.