PETWORK
01/2016

SIPA LIDERA LA CARRERA DE LA REDUCCION DE PESO EN LOS BOTELLONES PARA ENFRIADORES DE AGUA “POR UN CUELLO”

SIPA se ha asociado con un importante fabricante de tapas para reducir más el peso de los botellones de agua en PET, que van colocados en los dispensadores para el hogar y la oficina. Esta vez, en lugar de considerar el cuerpo del envase, se ha contemplado el cuello.

Estos envases de PET, a menudo llamados envases HOD o botellones para enfriadores de agua, ya son mucho más livianos que sus pares de vidrio e incluso que las botellas fabricadas en otros plásticos, gracias, en gran parte, al trabajo de desarrollo llevado a cabo por SIPA y sus principales clientes, en la disminución del espesor de la pared y en los diseños especiales. Pero SIPA sintió que existía potencialmente la posibilidad de lograr una diferencia aún mayor.

Cualquier otra reducción de peso en el cuerpo de la botella podrían conducir a una disminución del rendimiento del envase quedando por debajo de las especificaciones. En cambio, SIPA se fijó la tarea de desarrollar un nuevo cuello de 55 mm para diseños no retornables.
Revisando el cuello actual de 55 mm, el equipo de desarrollo de SIPA identificó varios desafíos:
• el cuello debe usar una tapa "snap " de modo que las botellas puedan ser llenadas en las líneas existentes;
• debe tener una protección fiable contra manipulaciones del sello del envase;
• debe tenerse en cuenta toda la longitud del cuello para incrementar el ahorro de peso potencial;
• es necesario mejorar la distribución de material debajo del anillo de soporte, con la finalidad de maximizar el potencial de reducción de peso;
Para encarar estos desafíos, estaba claro que sería necesario colaborar con una empresa fabricante de tapas. SIPA eligió Bericap.
La colaboración con Bericap ha conducido a todo un desarrollo nuevo de cuello de 55 mm, que en su totalidad es un 25% más liviano que los diseños anteriores, y una nueva tapa snap liviana. El cuello pesa apenas 11 g, con la altura de terminación de tan sólo 14 mm en lugar de 48 mm.

El concepto de cierre/tapa desarrollado por los dos socios tiene incorporado un sello "trumpet". Esto tiene varias ventajas:
• el punto de sellado está muy adentro del cuello, donde queda protegido de raspaduras y rasguños;
• la tapa está diseñada en una sola pieza, sin necesidad de liner, lo que simplifica el diseño del molde y la fabricación de la pieza;
• se toleran variaciones de diámetro del cuello de +/- 1 mm.
SIPA ya ha diseñado una botella de 15 litros que tiene incorporado el nuevo diseño de cuello, para la producción en su plataforma SFL 2/2. Con una altura de 463,5 mm y un diámetro de 239,55 mm, pesa tan sólo 237,5 g, más de 10 g menos que una botella con un cuello estándar.